Domingo 15 de marzo

Hoy nos ha tocado quedarnos en casa.

No nos lo esperábamos, el lunes anunciaron el cierre de los colegios y yo, con los sendecrolystas que me encontré por el cole, estaba «toda inocente» hablando de ir el domingo, todavía no era consciente. A lo largo de la semana ya much@s empezaron a estar preocupad@s de lo que se nos venía encima, y el viernes ya se vio claro que había que desconvocar, hicimos lo correcto #quedarnos en casa.

Me alegro porque aun hubo algún@s «listill@s» que pensaron: Qué guay a La Pedriza! que como tod@s están en casa…

Esperaremos en casa para poder pronto volver al monte!

Domingo 16 de febrero de 2020

Eran las 11 de la mañana cuando comenzaba la aventura del grupo de 41 sendecrolystas, además de los 3 senderistas de 4 patas: Karma, Perla y Tracker. Un día soleado para acompañar una ruta circular llena de sorpresas. 6 kilómetros entre pinares, ruido de agua, restos de pelo de jabalí, trincheras bien conservadas y un bunker de la Guerra Civil donde hicimos una paradita para reponer fuerzas, y contar a los niños y niñas más mayores algunas pinceladas de nuestra historia.

Seguimos ascendiendo hasta los 1.263 metros de altitud y llegar, cerca de la llamada Chorrera, a uno de los momentos más esperados por todos… Sentarnos en la hierba a comer!!! Que vimos bocatas de tortilla, chorizo, jamón… y hasta caldito y pollo empando correr de mano en mano. Ocasión que los mayores aprovechamos para charlar y dar alguna cabezadita…. 

Pero los auténticos protagonistas del día han sido los más pequeños.  Siempre en cabeza y mapa en mano, han sido los mejores ayudantes de Mónica, nuestra fantástica guía… Con una especial mención a Nico y a su madre Marisa que interpretaron uno de los instantes mas ‘húmedos’ y emocionantes del día según muchos de los testigos. 

Un día redondo con un brillante final en el Embalse de la Jarosa!!! en el que además de intentar pescar patos los más pequeños, los perros no dudaron en darse un baño y revolcarse en el barro. Cargamos nuestras mochilas de energía para la semana y también de palos y piñas…

Así que muchas gracias a los 41 sendecrolystas por encontrar un hueco en los liados fines de semana y disfrutarlo al sol en ambiente de cordialidad ¡seguro que ya estamos deseando apuntarnos a la próxima salida!

Domingo 26 de enero 2020

Fue el domingo 26 de enero cuando comenzaba la primera ruta del recién “re-estructurado” Club de Montaña y Sendecrolysmo. Para empezar algo sencillo, con una meta curiosa: la Torre del Telégrafo. Durante la semana los temporales nos tuvieron en vilo pero AEMET daba bueno para el domingo, así que las siete “aguerridas” familias allí estábamos puntuales a la cita.

El ascenso muy tranquilo por la pista forestal, aunque los más intrépidos no dudaban en atajar en busca de aventura y menos kilómetros que recorrer. Los chicos más mayores buscaban más emoción cargando con grandes ramas atadas con cuerdas y los más pequeños buscaban palos para usar de bastones. Hicimos alguna parada para reponer fuerzas y beber antes de hacer cumbre en el Cerro Cabeza Mediana de 1331 m de altura. En el hito los más pequeños posaron para las fotos, siguiendo las costumbres montañeras.

Cerca de esta cima se encuentra la torre del Telégrafo, un artilugio de época de Isabel II que mediante señales ópticas transmitía mensajes a otras torres cercanas. A los pies de la Torre encontramos una gran pradera donde poder comer, si bien no hubo mucho tiempo para relajarse pues la temperatura empezaba a bajar.La vuelta empezó por el cortafuegos y posteriormente por entre los pinos donde tanto pequeños como mayores tuvimos algunas culetadas, ¡Karma y Tracker con su tracción a las cuatro patas disfrutaron los que más!

Todos acabamos orgullosos de la hazaña, sobre todo Natalia: agarrada a los dos bastones como una campeona, aguantando el dolor no dudó en llegar por sus propios medios hasta el final de la ruta.

btrhdr
btr
btr
btr